sábado, 28 de abril de 2018

Pecados


Contra todo pronóstico esta semana había perdido medio kilo. Sólo líquido según la máquina, pero como ya os he contado, he aprendido que si esta semana soy rigurosa detrás de las pérdidas de líquido vienen las de grasa, que son más lentas. 
Hoy entré en la consulta diciéndole a la dietista que no esperaba un buen resultado porque el lunes había tenido un cumpleaños, el martes había ido al cine y había pedido palomitas y el jueves me habían invitado a comer y había sido lo más parecido a una boda... y eso que no le conté que la tarde antes había merendado una infusión y unas milhojas de merengue 😋Así que cuando vimos que aún así había perdido peso me preguntó donde estaba la diferencia con las semanas que me pasé estancada o incluso subiendo y esta fue mi respuesta:
 Creo que están influyendo tres cosas: 
1. El desayuno: empecé siendo muy estricta y comía sólo los 40 gr de galletas indicados pero luego comía más y terminé comiéndome un paquete de galletas a lo largo de un día.
Dejé de comprar galletas y lo cambié por pan de molde con aceite. Empecé con dos rebanadas y terminé con tres con aceite y azúcar. 
Entonces la dietista me dijo que me pasara a los cereales tipo all-brang. Santo remedio, primero para el estreñimiento y segundo porque no me he vuelto a exceder. 
2. El dulce: he dejado de comprar azúcar y cuando tomo café en un bar como lo tomo con leche entera no le echo azúcar y me traigo el azucarillo para si un día me apetece mucho. Tampoco uso azúcar para las infusiones. En ese sentido el té de vainilla y caramelo está genial porque ya está dulce. También me ayudan las coca-colas light, aunque eso tampoco se lo digo a la dietista porque no las puede ver.
3. He reducido raciones. No suelo pesarlo aunque debería, pero, por poner un ejemplo, si antes salteaba un bote de champiñones grande ahora salteo uno pequeño, me queda un plato un poco pobre, la verdad... pero es lo que hay. Antes a veces me comía dos yogures en la cena, ahora intento que no pase, igual la semana pasada lo hice un día... pero no suelo hacerlo... si me apetece más pues té o coca-cola. 

En fin. Seguimos adelante. ¡Hasta la semana que viene!

3 comentarios:

  1. Como somos... el paquete de las galletas, el aceite con azúcar, el milhojas... jeje, lo rápido que cambiamos las instrucciones, tenemos gran imaginación e inventiva.
    Un fuerte abrazo y felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Si soy sincera no era consciente de que esos excesos pudieran estar fastidiándome tanto el plan, porque en las comidas soy bastante disciplinada.

    ResponderEliminar
  3. A mí me vuelven loca los caramelos de toffe... y el cava los fines de semana.

    Es una pena que un excesillo de nada fastidie el plan...

    ResponderEliminar

Todo el mundo puede comentar de forma anónima o con vuestro perfil. Estoy segura de que la mayoría de la gente es responsable y no es preciso moderación. Gracias.