Etiquetas

domingo, 25 de marzo de 2018

Necesitaba un empujón para seguir... y llegó



Se alinearon los astros. Concreto: me bajó la regla y seguramente dejé de retener líquido; mis actos sociales se redujeron a un tapeo el sábado por la noche; y el jueves me dió un vértigo y estuve dos días comiendo poca cantidad y, lo más importante, nada entre horas. Resultado, el sábado había bajado casi dos kilos, nunca antes, ni la primera semana de dieta, había bajado tanto. Se, porque será lo normal, que voy a recuperar parte de ese peso pero a corto plazo me dio el empujón que necesitaba después de la que, sin lugar a dudas, fue la peor semana y la que más cerca he estado de tirar la toalla.

Esta semana no iré a pesarme. Sé que no voy a hacer dieta porque voy a salir de vinos, voy a tomar tapas y voy a comer postres. Intentaré comer con moderación y en un par de semanas volveré al redil. No soy ambiciosa, nada, pero como me habéis recomendado en vuestros comentarios confío en que poco a poco me vaya aproximando a un peso más saludable y que a mi me haga sentir mejor cuando me pongo frente al espejo.

Hasta pronto.

2 comentarios:

  1. Yujuuuuuu ahora a conservar el peso unos días y a preparar la mente para bajar 2 kg más.

    No te pases con el tapeo, jeje, tiene un peligro...

    Besitos y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  2. Venga arriba que ya estamos en abril y vuelta al redil.

    Estarás mejor y espero que sigas bajando.

    ResponderEliminar

Todo el mundo puede comentar de forma anónima o con vuestro perfil. Estoy segura de que la mayoría de la gente es responsable y no es preciso moderación. Gracias.