viernes, 6 de octubre de 2017

La zumba y yo



Dos cosas, la primera, he perdido 1,600 y me ha dado un subidón, lo necesitaba. De todas formas no creo que sea el resultado de esta semana sólo, creo que es el reflejo del esfuerzo de las dos semanas anteriores también lo que ocurre es que el cuerpo de las mujeres, tal y como me advirtió mi dietista, no es constante con la perdida de peso sino que unas semanas se baja mucho y otras nada habiendo tenido comportamientos similares.

El cualquier caso ha sido el empujón que necesitaba. Estoy contenta y animada. Esta vez voy a ganar la guerra. Estoy segura.

La segunda, la zumba. Voy a ir dos días a la semana a zumba. Tengo que decir que me encantó, que la sensación que tuve es que me va a dar mucha menos pereza ir a estas clases que al gimnasio pero también tengo que decir que tuve que hacer de tripas corazón cuando vi mi cuerpo de cien kilos más o menos moviéndose torpemente en frente del espejo. Aún así voy a seguir, voy a poner este cuerpazo en movimiento hasta convertirlo en un cuerpo serrano y que me guste lo que veo en el espejo. Aquí van los consejos que me dio la monitora el primer día:

  • Aquí no venimos a aprender a bailar, aquí venimos a movernos, a desconectar y a disfrutar.
  • No te mires en el espejo. Mírame a mi. Concéntrate en moverte. Nada más es importante.
  • Si te pierdes en un paso sigue moviéndote, a tu ritmo, siguiendo la música y cuando puedas te incorporas.
  • Si consigues relajarte, si te dejas llevar por la música, si no paras de moverte, al final, y aunque no es nuestro objetivo, aprenderás a bailar.
Os dejo un artículo que cuenta qué podemos esperar de nuestro primer día de zumba y os animo a que os apuntéis. 
Nos vemos la próxima semana. 

4 comentarios:

  1. Hola guapa, gracias por la recomendación del blog. Lo he estado mirando. La esperanza es lo último que se pierde, no?
    En clase de zumba yo me suelo poner atrás por 2 motivos, primero porque delante están todas ahí apretujadas que no se pueden mover y segundo para sentirme más cómoda bailando. Me muevo como quiero y puedo, ji ji. Sin espejos donde mirarse así desconecto del todo. Cuando me sé la canción la canto y la disfruto. Aunque no conozco a las otras chicas...me lo paso genial.
    Felicidades por tus logros. Sigue así.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  2. Anda! Si aún no te he escrito!
    Muchas felicidades por la súper bajada de peso. Esta vez sí!!! Yujuuuuu
    Además me alegro de que hayas cogido el zumba con tantas ganas. Bailar anima mucho y quema grasas.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Pili... la verdad es que nos han dejado un poco solas con el blog... pero que nada nos desanime.
    Un abrazo, ;)

    ResponderEliminar

Todo el mundo puede comentar de forma anónima o con vuestro perfil. Estoy segura de que la mayoría de la gente es responsable y no es preciso moderación. Gracias.