Etiquetas

sábado, 6 de mayo de 2017

SCARDELE

A pesar de que he introducido cambios en mis hábitos como dejar de echar azúcar en el café, comer yogures desnatados, hacer las ensaladas sin frutos secos y no probar la bollería industrial -aunque sí he comido algún pastel comprado en una pastelería tradicional- no he bajado de peso. Por eso que voy a empezar una dieta que ya probé hace años con buenos resultados. Es la dieta scardele. No es un proyecto a largo plazo, nadie puede vivir a dieta toda la vida. El objetivo es conseguir ese empujón que actúe como revulsivo a seguir hasta el objetivo final: 30 kilos menos.
De momento confío en perder 4 kilos, aunque no creo que pueda cumplir este objetivo para el día 27 de mayo. Pero como siempre digo, no puedo arreglar en un mes lo que he estropeado a lo largo de 38 años.
Seguimos en contacto. Y otra cosa: animaros a hacer ejercicio. Yo cada día estoy más cómoda en el gimnasio aunque he necesitado medio año para llegar a este punto. Pero eso lo contaré en la próxima entrada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo el mundo puede comentar de forma anónima o con vuestro perfil. Estoy segura de que la mayoría de la gente es responsable y no es preciso moderación. Gracias.