Etiquetas

sábado, 29 de abril de 2017

Estreñimiento

Me daba un poco de pudor escribir sobre este tema pero la realidad es que la primera vez que coloqué esa etiqueta en un tema recibió hasta cuatro veces más visitas que el resto. Así que es obvio que es un tema que interesa y preocupa. Espero ayudaros.

He sufrido estreñimiento de forma periódica toda mi vida. Pero desde hace unos años esos episodios se agravan hasta el punto de producirme hemorroides y fisuras. Ahora tengo el problema bajo control. Estos son los remedios que he aplicado:

  • Para las fisuras el mejor remedio que encontré fue lavarme con aceite de árbol de te. La higiene, en general, es imprescindible para solucionar el problema. No sé por qué la gente está eliminando los bidés con lo útiles que son. Agua fría o tibia con unas gotas de aceite de árbol de te y lavados periódicos, una o varias veces al día y SIEMPRE, SIEMPRE, después de defecar (es la palabra más fina que se me ha ocurrido). 
  • Para las hemorroides el primer remedio que aplico es utilizar supositorio de glicerina antes de ir al baño. Eso hace que no haya que esforzarse y, por los menos las hemorroides no empeoren. Paralelamente lavar la zona con agua caliente y fría de forma alternativa. Dos días malos no te los quita nadie, pero luego se pasa. 
  • Para el estreñimiento. A mi lo que mejor me ha funcionado es el papel y el lápiz. No pongáis esa cara. Os cuento: 
Tomar notas sobre mis hábitos me ayudó a cambiarlos: 

Primero : alcanzar un mínimo de unidades de fruta y verdura diarias. Y un mínimo es cinco. Y nunca, nunca, debería ser ninguna. Nunca. Cuándo yo vi que había días que comía sólo una unidad, por ejemplo, ensalada, y nada más en todo el día me sorprendí.

Segundo: apuntar los días que vas al baño. Controlarnos para ver la evolución. Ver que nos afecta, si vamos más o menos con la regla, si vamos más o menos cuando tenemos más actividad, observar todo lo que nos influye. Os llevará varias semanas, pero veréis que al final podéis sacar conclusiones. Yo me di cuenta de que cuando tenía menos actividad tenía más estreñimiento.

Mis conclusiones fueron que mi tránsito intestinal era mejor cuando comía todos, todos los días, fruta y verdura. Y la segunda y muy importante, que me iba mucho mejor cuando sustituía la leche por leche de soja. Y actividad, por supuesto. Aunque sea sólo subir y bajar las escaleras del piso. 

El agua para mi no es un problema porque bebo mucha, pero si creéis que ese puede ser un problema para vosotros apuntadlo junto con la fruta. 

A día de hoy, y después de llevar cuatro meses controlando todo lo que os he dicho arriba, voy al baño cada dos días o a diario. Además tengo menos gases. Estoy feliz. Y estoy segura de que esto me ayudará a adelgazar. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo el mundo puede comentar de forma anónima o con vuestro perfil. Estoy segura de que la mayoría de la gente es responsable y no es preciso moderación. Gracias.