viernes, 24 de marzo de 2017

He empezado con mal pie

Mañana no me voy a pesar. Lo siento. Pero la realidad es que no puedo decir que esta semana haya comido con orden y no me hago cargo de las consecuencias. NO voy a subirme a la báscula para desanimarme. Al contrario, voy a concentrarme en las cosas que he logrado que cambien:

  • Al incorporar más fruta y verdura a mi dieta he conseguido mantener a raya el estreñimiento. Un problema que arrastro desde la infancia y que en ocasiones ha llegado a ser muy, muy molesto. Desde que empezó 2017 estoy llevando un control de las veces que voy al baño: 
    • enero: 9
    • febrero: 11
    • las tres primeras semanas de marzo: 13
  • El gimnasio: he conseguido coger la rutina de ir una o dos veces por semana, se que no es mucho, de hecho es muy poco, pero para mi es un logro, he superado las miradas de escepticismo de los monitores que estoy segura que me veían como a la típica que se apunta un mes paga el segundo y no vuelve. Pero la semana pasada le dije al monitor: "Se que no estoy entrenando como debería, pero no voy a abandonar, porque si lo hago me arrepentiré. Aunque sólo venga dos días, aunque sólo venga uno... pero no voy a dejarlo". Sentí que me ganaba su confianza y ya no me da tanta vergüenza llegar allí marcando michelín a sudar en las máquinas. Porque si sigo, podré ser protagonista de mi cambio, pero si no, habré perdido para siempre. Y no voy a claudicar. Esta vez no. 
Agradecería mucho cualquier mensaje de ánimo, más aún la experiencia de alguien que me cuente que lo consiguió, que fue posible. que perdió los 30 kilos que había entre la persona que era y la que quería ser. 
Espero vuestros comentarios. Mil gracias. 


2 comentarios:

  1. Hola, yo no puedo hablarte de mi experiencia. No tengo que perder 30 kilos, sólo 10 y también estoy iniciando mi camino. Lo que si puedo es darte ánimos, decirte que te leo y que sé que lo puedes lograr. Te caeras mil veces, tod@s lo hacemos, pero te levantarás esas mil veces de nuevo y las que hagan falta. Cree en ti misma. Te mando toda la fuerza que necesites.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, saber que hay alguien al otro lado de esta pantalla me motiva para hacerlo mejor, para seguir luchando, primero por mi y después porque quiero que mi testimonio sea una experiencia de esperanza para otros. La fuerza me ha llegado. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Todo el mundo puede comentar de forma anónima o con vuestro perfil. Estoy segura de que la mayoría de la gente es responsable y no es preciso moderación. Gracias.