jueves, 23 de febrero de 2017

Lo siento

Lo reconozco, me da pavor pesarme. Ayer me di cuenta de que me costaba subir cuatro pisos y sí, ya se que a mucha gente le cuesta, pero es que a mi antes no me importaba, ni siquiera cuando vivía en Madrid, en un cuarto sin ascensor y fumaba un paquete al día.

Por un momento he sentido pena de mi misma y he pensado ¿pero qué te has hecho Rocío? Este verano pesaba como 10 kilos menos, si entonces me hubieran dicho, coge esta bolsa que pesa 10 kilos y vete con ella a todas partes, me habría parecido una locura, me habría cansado, me habría enfadado por el sobre esfuerzo, me habría... Pues no me lo ha hecho nadie, me lo he hecho yo sola. La mujer que hay dentro de mi está obligada a caminar con un saco de 30 kilos que no le corresponden. Qué duro.

Tengo tanto miedo que no me voy a pesar el lunes, por muchos motivos, el primero porque estoy en los días previos a la regla y siempre retengo líquido. El segundo porque no quiero entristecerme más. Empezaré la dieta que ya tengo programada y una semana después me pesaré... no se si estaré más delgada, pero seguro que estoy más ligera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo el mundo puede comentar de forma anónima o con vuestro perfil. Estoy segura de que la mayoría de la gente es responsable y no es preciso moderación. Gracias.