domingo, 16 de julio de 2017

Semana 2: Colesterol




Me llegaron los resultados de unos análisis y tengo 244 de colesterol. La médica me ha dado tres meses para solucionarlo sin utilizar medicamentos.

Lo primero que he hecho ha sido incorporar copos de avena al desayuno. Mi otra gran baza espero que sean mis paseos. Lamentablemente esta segunda semana no he podido salir todos los días, pero voy a saco con eso.

El peso no lo llevo bien. Me he pesado esta mañana y había perdido otro medio kilo escaso. La báscula analógica no tiene tanta precisión como la digital y no puedo concretar.

He estado revisando lo que comía la autora de este mi blog de cabecera:  http://adelgazar30kilos.blogspot.com.es/ he visto que apenas come fruta y que tira mucho de gazpacho. Yo con el gazpacho a todas horas puedo y más ahora en verano pero renunciar a la fruta... no me siento capaz. Aún así tengo que ajustarme más con lo que como porque la dieta de 1.700 calorías es demasiado permisiva para perder 30 kilos. Veré como lo ajusto, os iré contando.

viernes, 14 de julio de 2017

Semana 1: Lento pero firme



Empecé el día 3 de junio. Intento andar mucho y regular las raciones. No peso todo con precisión pero si utilizo las medidas para orientarme, por ejemplo, un día comí alubias pesadas y comprobé que eran dos cazos de comida llenos. Pues a partir de ahora cuando coma legumbres comeré dos cazos y ya. Es decir, dos cazos no son ni tres ni dos platos de cazo y medio... ni dos y un poco. Eso es lo primero que estoy cambiando, controlar las raciones, también con el pan.

El otro hábito que trato de adquirir es el ejercicio. En principio tengo la intención de andar 6 kilómetros por la mañana y 4 por la tarde. Por la mañana es más útil porque voy sola y voy a muy buen ritmo, por la tarde voy a acompañada y voy más despacio. Aún así pienso que es mejor que estar sentada.

A pesar de haber incorporado estos hábitos una semana después apenas había perdido medio kilo. No puedo controlar con precisión los gramos porque compré una báscula analógica, como conté en esta  entrada, así que pondré las cifras redondeadas.

No me sentó bien, la verdad, pero he tenido en cuenta que hace unos meses pesaba 103 kilos y he pensado que mejor es adelgazar medio kilo que coger 100 gramos. Así que adelante. Lo voy a lograr, esta vez lo voy a lograr.



lunes, 26 de junio de 2017

¡Vamos!

Estoy sin ordenador, así que las entradas durante el verano serán más básicas. Hoy he empezado a controlar lo que como. No me he pesado porque me da pavor la báscula. Os dejo la dieta por si alguien la quiere. Es una dieta básica de 1750 calorías. Nada nuevo. Pero yo tampoco quería milagros. Para milagro el que he hecho yo engordando más de 15 kilos en nueve meses. Y sin darme importancia, oye.
Seguiré contando. Ánimo a todos la que queréis cambiar. No abandonéis. Aquí ganaremos los más testarudos.

lunes, 19 de junio de 2017

¿De verdad he estado siempre gorda?



Había pensado que no haría más entradas hasta que hubiera empezado la dieta. Este viernes iré al médico y a ver que me recomienda. Pero hace unos minutos me he cruzado a una mujer en la calle y se me han venido un montón de ideas a la cabeza.

Me he cruzado a una mujer con una falda de tubo negra, una camiseta de lycra blanca, sin mangas y sin escote, y un collar negro. El conjunto me ha encantado y de pronto recordé que hace aproximadamente diez años yo también tenía una camiseta de lycra blanca que se pegaba a mi cuerpo, que ciertamente marcaba un michelín cuando me sentaba, pero que cuando andaba por la calle me hacía buen tipo, marcaba mi pecho y estilizaba mi cintura. Me la ponía con una falda beis bordada. Una falda que ahora ni siquiera creo que pudiera subir hasta la cadera. Yo ahora pienso que entonces no debía estar tan gorda pero no recuerdo que nadie me dijera: ¡qué guapa estás! ni siquiera recuerdo que yo me viera bien a mi misma. 

¡Qué pena! Qué poco tolerante es esta sociedad con los cuerpos con curvas. Yo ahora tengo obesidad y lo se. Lo dicen todos los indicadores médicos y mi columna vertebral, que ha empezado a dolerme. ¿Pero realmente estaba tan gorda entonces? O sencillamente tenía un cuerpo que no se ajustaba a los estándares de delgadez establecidos. Pues que quede claro que los cuerpos redondeados pueden ser tan bellos como el resto. Y si no, mirad la foto. 

jueves, 15 de junio de 2017

La mejor versión de mi misma



¡Nos derretimos bombones! El calor es un buen aliado de las dietas porque casi de forma natural apetece comer más verdura y más fruta... a mi sobre todo fruta, mucha y muy fría... y con mucha agua. Perfecto.

Hoy quiero dejar un mensaje de esperanza. Esta semana en el programa Zappeando, de La Sexta, pidieron al público que enviara fotos si habían logrado un cambio físico espectacular después de perder peso. Aquí os traigo el enlace que he encontrado en twitter, creo que es motivador
https://twitter.com/search?q=%23Zapeando890&src=tyah

Yo he tirado por la calle del medio, ni Scardele, ni herbolarios, ni alcachofas, ni piñas, ni Dukan, ni siquiera la dieta de los puntos que en tan buena estima tengo -sigue siendo la única que recomendaría a cualquiera- nada, en cuanto mi médico de cabecera vuelva de vacaciones le voy a pedir una dieta de las de toda la vida y al ataque. Hasta ese momento seguiré motivándome y concienciándome de lo necesario que es cambiar mi estilo de vida.

Tengo 38 años y ni quiero ni puedo prolongar más esta agonía. He conseguido muchas cosas en mi vida, dejé de fumar, cambié mil veces de domicilio y de trabajo, he vuelto a la universidad... he afrontado mil retos y he salido airosa. Mi reto ahora es andar el camino que separa a la mujer que soy de la que quiero ser. No quiero ser mejor que nadie, pero si quiero ser la mejor versión de mi misma.



viernes, 9 de junio de 2017

Imagina que te obligaran a vivir con un saco de 30 kilos atado a tu cuerpo.


Voy a pasar unos días en mi casa familiar en el pueblo. Mientras planeo mi verano seguiré pensando en cómo atajar este problema "de peso" que tengo. Creo que mentalizarse es necesario pero hay que pasar a la acción, está claro.

Ayer fui a comprar ropa. Fue una experiencia terrible, primero por lo mal que me vi, segundo porque cuando volví a casa, dando un paseo a lo largo de los dos kilómetros, aproximadamente, que separan mi casa del centro comercial, sentí como me dolía la columna vertebral a la altura de la cintura. Tengo miedo a que el peso termine provocándome una hernia discal o algo así. Hace diez kilos que mi problema de estética dejó de serlo para convertirse en un problema de salud.

Siempre digo lo mismo, es como si a una mujer que pesa 73 kilos le dieran un saco con 30 kilos de arena y la obligaran a moverse todo el día y toda la noche con el saco atado a su cuerpo. Eso es lo que le estoy haciendo yo al mío. Y me da pena. Las emociones también son importantes. En mi caso creo que las emociones están íntimamente ligadas a qué como y como como. Pero de eso hablaré otro día. 
Mientras tanto voy a leer detenidamente uno de los blogs en los que me inspiro. Ella perdió 30 kilos, a ver si la próxima protagonista de la hazaña soy yo misma.
http://adelgazar30kilos.blogspot.com.es/2013/08/